aprender inglés viajando

Cómo aprender inglés viajando en família

Haz que tu hijo explore el mundo y expanda sus horizontes lingüísticos

Viajar en familia es una experiencia enriquecedora que permite a padres e hijos crear recuerdos duraderos y fortalecer los lazos afectivos. Pero ¿qué sucede cuando agregamos un toque educativo a estas aventuras? Aprender inglés durante los viajes puede ser una oportunidad invaluable para los niños, ya que combina diversión, interacción cultural y desarrollo lingüístico.

En este artículo, te explicamos cómo el viaje puede convertirse en la mejor manera de aprender inglés para tus hijos, fomentando su potencial creativo y brindando una perspectiva única sobre el mundo.

1. Aprender inglés a través de la experiencia

El aprendizaje del inglés para niños a menudo se asocia con aulas y libros de texto, pero la verdadera magia ocurre cuando se aplica en situaciones reales. Viajar proporciona un escenario auténtico donde tus hijos podrán practicar lo que han aprendido en un contexto significativo. Cuando se comunican con la gente local, hacen preguntas en museos o piden comida en restaurantes, están utilizando el inglés de manera práctica y efectiva.

  • Apúntalo a viaje con clases de inglés: los viajes culturales en inglés son como clases vivas y dinámicas. Desde explorar mercados locales hasta participar en festivales y eventos, cada actividad se convierte en una oportunidad de aprendizaje. Tu hijo no solo aprenderá palabras nuevas y frases, sino que también adquirirá una comprensión más profunda de la cultura y las costumbres locales. Esta inmersión no solo enriquecerá su vocabulario, sino que también les ayudará a desarrollar empatía y una mentalidad global.

2. Convertir el aprendizaje del inglés en una aventura divertida

Los niños aprenden mejor cuando se sienten comprometidos y emocionalmente conectados con el proceso de aprendizaje. Viajar les brinda una experiencia emocionante que puede transformarse en una aventura de aprendizaje en inglés.

  • Apúntalo a juegos y talleres creativos locales: durante los viajes, tus hijos pueden participar en una variedad de actividades en inglés diseñadas para mantenerlos comprometidos mientras aprenden sin darse cuenta. Los juegos interactivos, como la búsqueda del tesoro lingüístico o el bingo de palabras, pueden convertir incluso los momentos de espera en oportunidades educativas. Realizar talleres creativos, como pintura o cocina, también pueden ser excelentes formas de practicar el inglés mientras se sumergen en la cultura local.
  • Motívalo a que aprender haciendo: aprender a través de la experiencia no solo es efectivo, sino que también crea recuerdos duraderos. Tus hijos recordarán cómo construyeron un castillo de arena mientras charlaban en inglés con otros niños en la playa o cómo pidieron helado en un parque temático. Estos momentos vividos se convierten en anclas para el aprendizaje continuo del idioma incluso después de regresar a casa.

3. Desarrollo creativo y mentalidad global

Aprender inglés durante los viajes no solo se trata de adquirir habilidades lingüísticas, sino también de cultivar el potencial creativo y la mentalidad global de los niños.

  • Apertura a nuevas perspectivas: los viajes exponen a los niños a diversas culturas, personas y formas de vida. Esto promueve la empatía y la apertura mental, permitiéndoles ver el mundo desde diferentes perspectivas. A medida que interactúan con personas que hablan inglés como lengua materna, los niños aprenden a comunicarse eficazmente en una variedad de situaciones y a apreciar la diversidad cultural.
  • Inspira la creatividad: explorar nuevos lugares y enfrentar desafíos en un entorno extranjero fomenta la creatividad y la resolución de problemas. Tu hijo se verá obligado a pensar de manera innovadora para superar barreras lingüísticas y adaptarse a situaciones cambiantes. Esta estimulación constante ayuda a desarrollar sus habilidades creativas y le brindará la confianza para abordar desafíos con una mentalidad abierta.

4. Crear recuerdos educativos

Los viajes en familia proporcionan oportunidades únicas para crear recuerdos educativos que perdurarán en el tiempo. Si documentáis y reflexionáis juntos sobre estas experiencias, fortaleceréis aún más los beneficios del aprendizaje del inglés durante los viajes. Te damos algunas ideas: 

  • Cread un diario de viaje: mantener un diario de viaje en inglés puede ser una actividad divertida y educativa para niños y adultos por igual. Tus hijos pueden escribir sobre sus experiencias diarias, describir lugares que visitaron y compartir sus emociones en inglés. Esta práctica no solo mejora sus habilidades de escritura y vocabulario, sino que también les permite expresar sus pensamientos de manera creativa. Al leer sus diarios en el futuro, podrán revivir las experiencias y medir su progreso en el idioma.
  • Confeccionad un álbum de fotos comentado: crear un álbum de fotos comentado es otra forma de fusionar el aprendizaje del inglés con la captura de momentos inolvidables. Propón a tu hijo que seleccione imágenes de sus actividades favoritas y escriba descripciones en inglés para cada una. Esto no solo reforzará su comprensión y uso del idioma, sino que también le permitirá compartir sus historias de viaje de manera auténtica con amigos y familiares.
  • Reflexionad y comentad en familia: después del viaje, las conversaciones en familia pueden centrarse en las experiencias vividas y el aprendizaje obtenido. Reflexionar sobre cómo utilizaron el inglés en diferentes situaciones, lo que aprendieron y cómo se sintieron puede ser una actividad valiosa. Estas conversaciones no solo refuerzan el aprendizaje, sino que también fomentan la comunicación abierta y el intercambio de ideas entre padres e hijos.
  • Integrad el inglés en la rutina: las palabras y frases aprendidas durante el viaje pueden incorporarse fácilmente a la rutina diaria. Desde saludar a los amigos en inglés hasta usar términos en inglés en juegos y actividades, estos pequeños ajustes pueden mantener viva la conexión con el idioma. Además, al incorporar recetas de cocina o canciones en inglés en la vida familiar, tus hijos podrán seguir aprendiendo de manera divertida y natural.
  • Fomentad la curiosidad continua: los viajes en familia inspiran una mentalidad de aprendizaje continuo. Al mantener viva la curiosidad por diferentes culturas, idiomas y destinos, los niños desarrollan un amor por la exploración y el conocimiento. Esto puede abrir las puertas a futuras oportunidades de viaje y experiencias internacionales, donde la competencia en inglés de tus hijos les brindará una ventaja significativa.

Aprender inglés durante los viajes en familia va más allá de las lecciones de aula y se convierte en una aventura educativa que perdura en el tiempo. A través de actividades, juegos y talleres en inglés, los niños pueden fortalecer sus habilidades lingüísticas mientras se sumergen en nuevas culturas y perspectivas. Además, esta experiencia enriquecedora también fomenta su potencial creativo y los prepara para un futuro globalizado.

La próxima vez que planifiques unas vacaciones familiares, considera no solo las atracciones turísticas, ¡sino también las oportunidades de aprendizaje que el viaje puede brindar!

 

¿Quieres más ideas para seguir aprendiendo inglés en familia?

Te damos 20 ideas más en este PDF.

¡Descárgatelo GRATIS aquí!

  • : 339
  • : 2023-10-08